NO ESTÁS SOLA

Feb 23, 2017

stop

“No estás sola”. Es una frase que mucha gente aplica de inmediato, en una especie de abrazo emocional y de mensaje de apoyo hacia la persona que está siendo víctima de maltrato físico o psicológico. En los últimos días estamos asistiendo, por desgracia, a un espectáculo dantesco de cifras de mujeres muertas a manos de sus maltratadores. De unas personas que, en su equivocada percepción subjetiva, interpretan el acto de humillar a base de gritos, vejaciones, insultos, amenazas, golpes y tremendas palizas como el triunfo de su superioridad machista.

Hay señales inequívocas de maltrato. Unas son muy evidentes y no dejan lugar a dudas. Otras, en cambio,  son ladinas, sutiles, apenas perceptibles, ruines. Son las que, amén de las señales que dejan los golpes y las tremendas palizas, minan y destruyen la salud emocional de la víctima. Una salud que cuesta muchísimo esfuerzo personal y trabajo terapéutico. Así que:

– Si no valora tu trabajo, te hace sentir que todo lo haces mal, te humilla en público y/o en privado, ES MALTRATO.

– Si te da órdenes y nunca tiene en cuenta tu opinión, ES MALTRATO.

– Si te grita, amenaza, insulta, ES MALTRATO.

– Si te intimida con gestos o acciones, ES MALTRATO.

– Si sientes que todo lo controla él (cómo gastar el dinero, modo de vestir, tareas domésticas), ES MALTRATO.

– Si se ríe de tus valores o creencias (políticas, religiosas), ES MALTRATO.

– Si te ignora, ES MALTRATO.

– Si te hace sentir inferior, inútil o que sirves para nada, ES MALTRATO.

Muchas mujeres se sienten solas ante estas situaciones. Solas porque se enfrentan a la soledad de tener que echar hacia adelante sin ningún apoyo, siendo muchas veces el motivo principal, el económico. Porque viven bajo el yugo de su maltratador, el cual le ha privado de cualquier libertad de expresión. Solas porque no se quieren, porque tienen la autoestima tan baja que no se sienten valientes de dar el primer paso. O porque son víctimas de una dependencia emocional que no les permite plantearse que en realidad están sufriendo maltrato.

“El primer paso no te lleva al final de donde quieres ir, pero te saca de donde estás”. NO ESTÁS SOLA.

Teléfono de atención a la víctima: 016 (no deja rastro en la factura telefónica)

Correo electrónico de atención a la víctima:   016-online@msssi.es