Verano y TDAH

jul 27, 2016

verano tdahLlega el verano y con él se dejan de lado ciertas rutinas, no tenemos un horario tan estricto y dejamos para septiembre actividades y tareas que durante el periodo estival no vamos a realizar, o simplemente dejamos de acudir a las mismas. En el caso concreto de los niños diagnosticados de TDAH no resulta aconsejable eliminar todas las tareas y rutinas instauradas durante el resto del año. A muchos padres “les sabe mal” que los niños continúen acudiendo a clases de refuerzo y atención psicopedagógica, o por el mero de hecho de estar de vacaciones consideramos que es suficiente con la dedicación familiar.
En muchas ocasiones la propia desorganización les lleva a estar más irascibles, desatentos y con una capacidad inferior para organizarse (autogestión). Como no hay horarios, les resulta más difícil tener un orden de secuencias que seguir. Con lo que resulta más difícil por ejemplo tener las tareas hechas, los deberes de verano, recoger a la primera o ser capaces de dormir un poco de siesta. Así pues, resultará esencial para que estos niños puedan continuar siendo capaces de autogestionarse elaborar una rutina para verano. Apuntarles a campamentos o actividades donde realicen deporte o actividades físicas moderadas les ayudará a canalizar la energía, a participar en actividades grupales donde deban permanecer atentos, guardar turno, saber perder, etc.
El verano debe aprovecharse, también hay que descansar, pero no por ello tirar toda la borda el trabajo de todo un año. Resultará así mucho más fácil y constructivo llegar al inicio del curso si hemos dedicado un poco de tiempo a poder gestionar bien el periodo estival.